Archivo del sitio

UTU se une a un privado para llegar a jóvenes del medio rural

UTU se une a un privado para llegar a jóvenes del medio rural

by Afusec Salud

 EDUCACIÓN

Lanzan en Rivera el primer curso de formación profesional básica en alternancia

centro-de-formacion-rural-la-siembra_310248

El próximo lunes 28 de abril el Consejo de Formación Técnico Profesional (UTU) en convenio con la asociación civil La Siembra lanzaráen el departamento de Rivera el primer curso de Formación Profesional Básica en alternancia, destinado a jóvenes mayores de 15 años que han desertado del sistema educativo.

El curso se dictará en el Centro de Formación Rural La Siembra y tiene como objetivo reinsertar a los jóvenes del medio rural para que continúen sus estudios.

Juan María Cabrera, coordinador del centro de formación, manifestó a El Observador que el curso estará compuesto por seis módulos. Los alumnos asistirán a un taller de formación profesional y  a los cursos de las materias tradicionales.

En el convenio la asociación civil se compromete a prestar las instalaciones y la UTU será la encargada de contratar a los profesores.

La originalidad del curso que se dictará reside en el sistema de alternancia, metodología por la cual los alumnos varían su formación entre períodos socio profesionales familiares (en su medio de vida) y la estadía en el centro. El objetivo es que ambas modalidades se complementen para reforzar la acción formativa, explicó Cabrera. En el caso de La Siembra, los estudiantes  residirán en el centro una semana y luego permanecerán en sus hogares dos semanas, aplicando en su medio de vida los conocimientos adquiridos.

El coordinador de La Siembra señaló que la alternancia es el “sistema de formación más adecuado a las características del medio rural. Se trata de una formación realista apoyada en la vida y centrada en la persona”.

El objetivo del sistema de alternancia es “mejorar la calidad de vida del joven y de su familia y evitar la emigración hacia la ciudad o centros poblados, afincando al joven en su medio”, aseguró.

La Siembra se encuentra ubicada en la localidad Cerro Pelado (Rivera) en el kilómetro 73 de la ruta 27. Cabrera manifestó que se trata de una zona rural alejada de grandes centros urbanos, donde la oferta educativa es muy escasa.  En este sentido destacó el valor de la propuesta y del convenio con UTU.

El Observador intentó, sin éxito, comunicarse con autoridades de UTU.

Inscripciones

Si bien el centro tiene capacidad para 20 alumnos, el número de interesados ha sido superior. El coordinador de La Siembra adelantó que el ritmo de inscripciones ha superado las expectativas.

Los cursos de Formación Profesional Básica de UTU equivalen a los cursos de Ciclo Básico de Secundaria, con la diferencia de que en estos los alumnos adquieren también formación en alguna rama profesional específica, que luego facilita su ingreso en el mercado laboral.

Según el Anuario estadístico del Ministerio de Educación y Cultura (MEC) correspondiente a 2012, la matrícula de estos cursos de UTU ha crecido considerablemente en los últimos dos años. Mientras que en 2010 contaba con 20.241 estudiantes, en 2012 el número de alumnos ascendió a 26.241, lo que implica un crecimiento de casi 30%.

La Siembra, una apuesta a la formación

El centro de formación rural La Siembra surgió en 2007 por iniciativa de personas y profesionales de la localidades de Cerro Pelado y Tres Puentes (Rivera) interesadas en la educación de los jóvenes de la zona. Anualmente cuenta con 50 alumnos.

La propuesta encontró enseguida el apoyo de productores y empresas rurales de la zona, así como de fundaciones, como Beisso – Fleurquin.

Desde los comienzos la metodología de alternancia fue el sistema utilizado en el centro para la formación de los jóvenes, manifestó Cabrera.

El nuevo local, inaugurado el 5 de marzo pasado, se logró gracias a la donación de un terreno de 2 hectáreas por parte de la diócesis de Tacuarembó y de la suma de 98 mil dólares por parte de la embajada de Japón. El coordinador de La Siembra manifestó que estos aportes fueron fundamentales, porque hasta el año pasado, el centro funcionaba en un local muy precario.

La Siembra ofrece distintos cursos destinados a jóvenes y adultos del medio rural, como por ejemplo: tejido en lana rústica, informática, huerta orgánica, administración rural, cocina criolla, administración del hogar, etcétera.

http://www.elobservador.com.uy

En estos últimos cinco años aumentó en 20.000 estudiantes los matriculados en UTU

 

Se estima que la matrícula llegará a 90.000 inscriptos en 2014. Desde 2005 creció en un 100% el número de estudiantes que cursan el nivel de Educación Media Básica en la institución. En tanto, la Educación Media Superior tuvo un incremento de 50% y la Educación Superior Terciaria un 115%.

Según informaron desde la UTU si se considera el último quinquenio, se observa que el área de educación agro-industrial tuvo un crecimiento en su matrícula de 73%, el área de servicios casi un 40% y el área de Informática algo más de un 30%.

Al inicio de los cursos de 2014, UTU tiene un total de 80.000 estudiantes inscriptos para los cursos de Educación Media, Educación Superior Terciaria y Formación Profesional. 

Se calcula que durante el año se sumarán unos 10.000 adolescentes, jóvenes y adultos más. Aproximadamente un tercio de ellos ingresará a los nuevos grupos que serán abiertos antes de abril y los demás accederán a cursos de capacitación profesional de corta duración.

Del total de 80.000 inscriptos, más de la mitad de los estudiantes lo ha hecho en los niveles de Educación Media Superior y Educación Superior Terciaria de la institución (respectivamente, 47,3% y 8,5%).

Ultimas Noticias
Fuente UTU

ESTE ES EL CAMINO…… LA EDUCACION….. EL RECONOCIMIENTO… EL APORTE A LA SOCIEDAD

RECONOCIMIENTO

Alumnos de UTU son reconocidos y premiados en el exterior por su creatividad

El Consejo de UTU informó sobre algunos de premios otorgados en el exterior a alumnos de esa institución, por lo cual organizará un reconocimiento para las decenas de estudiantes que han ganado diferentes premios en el último año.

 

Varios alumnos de la Universidad de Trabajo del Uruguay fueron premiados en Estados Unidos por sus invenciones en tecnología

“Estos logros responden, fundamentalmente, a una estrategia educativa que la UTU ha venido desarrollando en los últimos años, estimulando la creatividad y el desarrollo de interesantes proyectos que han despertado interés en nuestro país y en el exterior”, informó el centro de enseñanza.

Alumnos premiados

Estudiantes del Instituto Tecnológico Superior de Paysandú recibieron un premio en la Feria Internacional de Ciencia e Ingeniería de Phoenix, Estados Unidos, por haber inventado un guante que traduce la lengua de señas de las personas sordomudas.

La West Virginia University otorgó a un alumno de ese grupo, Luciano Thomas, una beca de estudio en dicha universidad, y el Sheikh Zayed Institute del Children’s National Medical Center, reconoció el trabajo de los estudiantes con un premio de 1.000 dólares.

Otro grupo de estudiantes de UTU de Paysandú, creó el proyecto “Byzen: aprende historia uruguaya”,videojuego estratégico sobre la Revolución Oriental de 1811, que recibió el reconocimiento de la prestigiosa asociación internacional Association for Computing Machinery (ACM).

Los estudiantes Alfredo Causa, Richard Garré y Matías Galimberti, también del Instituto Tecnológico Superior de Paysandú, viajaron a Estados Unidos para participar en la feria International Scientific and Engineering, donde fueron premiados por crear una silla de ruedas que se mueve a partir de órdenes verbales, para la cual combinaron la electrónica y la informática.

En 2013, Agustín Zubiaga, de 15 años, estudiante de la UTU de Rafael Perazza, San José, triunfó en la competencia Google Code-in para programadores de código abierto, la cual está dirigida a programadores de entre 13 y 17 años.

Un año más tarde, Ignacio Rodríguez, estudiante de la UTU de Canelones de 14 años, fue uno de los ganadores de este mismo concurso de programación anual Google Code-in y, en abril de 2014 viajará a Estados Unidos.

En Montevideo, alumnas del curso de Arte Textil de la Escuela Técnica Palermo de UTU, crearon un diseño de ropa para niños con discapacidades motrices, “Prendas para todos”, participando en ferias internacionales en Paraguay y Chile, donde recibieron menciones de destaque y una invitación a una feria continental en Fortaleza (Brasil), en 2013.

Equipo de UTU probó vehículo eléctrico que competirá el fin de semana en el “Ecodesafío 2013” de Buenos Aires.

Probaron vehículo eléctrico

Este jueves, un grupo integrado por alumnos y docentes de la Escuela Técnica Superior “Pedro Blanes Viale” de Mercedes, realizó con éxito la prueba de un vehículo eléctrico con el que competirán este domingo en el “Ecodesafío 2013”, feria que tiene lugar en Buenos Aires.

Así ocurrió en el Complejo Polideportivo “Ciudad de Mercedes”.

La Intendencia de Soriano viene apoyando este emprendimiento, que surge tras el ofrecimiento de la empresa Sportlink, a la UTU, para que llevara adelante el proyecto. La mencionada firma, organizadora de eventos deportivos vinculados al automovilismo, invitó a la UTU de Mercedes a sumarse a esta iniciativa, habiendo enviado un un conjunto de piezas para armar un auto eléctrico a los efectos de competir en el “Ecodesafío 2013”, que se realiza el domingo en la costanera de Buenos Aires. Tal es así, que este jueves se probó en la pista del Complejo Polideportivo “Ciudad de Mercedes” el vehículo eléctrico construido por estudiantes de los cursos de electrónica y mecánica de la Escuela Técnica Superior “Pedro Blanes Viale”, dejando todo preparado para viajar a la capital argentina, donde serán los únicos competidores uruguayos en la prueba que premia al vehículo que recorra mayor distancia.

fuente: Agesor

El sueño del pibe…. LA CASA PROPIA

La vivienda se construye en un predio lindero a la estación de tren de Villa Rodríguez.

Buena madera

Estudiantes de UTU construyen en San José casa de bajo costo y eficiencia térmica.

En Villa Rodríguez, estudiantes de carpintería de la Escuela Técnica de San José “María Espínola Espínola”, con la ayuda de estudiantes de electricidad, están construyendo lo que llaman vivienda perfectible, un estilo de unidad habitacional que se puede ir mejorando progresivamente, pero que además tiene otras virtudes, como el bajo costo, la eficiencia térmica y la reducción del tiempo de construcción. Para llegar a la realización de este proyecto, que estaría alcanzando su objetivo en los próximos días, se juntaron dos caminos que es necesario recrear.

Por un lado, un estudiante de arquitectura llamado Federico Ruiz Santesteban, que se encontraba realizando su tesis como proyecto final de carrera y se cuestionaba la forma tradicional de entender ese tipo de trabajos. “Tenía ganas de hacer algo que fuera alternativo y diferente a los habituales trabajos de fin de carrera, que por lo general son de gran escala, propuestas tradicionales y fundamentalmente teóricos, ideales, no reales. Por eso me propuse un proyecto tangible, realizable, y justo me interesaba mucho el tema de la tradición de la construcción de vivienda en Uruguay”, explicó Ruiz y agregó que “la idea fue razonar de manera contemporánea cómo vemos a la vivienda, qué necesitamos de ella”. Sobre este punto afirmó que “la casa en nuestro país tiene una fuerte tradición de ser vista como un refugio físico. Si una pared suena dura es firme y buena, la historia de los tres chanchitos, pero se olvida por lo general que también se tienen que contemplar necesidades térmicas, de la evacuación correcta de desagües, y las viviendas tradicionales de hormigón son deficitarias en este tema, fundamentalmente en lo térmico, el hormigón es un puente térmico”. Por ese motivo, el trabajo de Ruiz comenzó con la búsqueda de nuevos materiales para la construcción, particularmente la madera nacional, muy barata y actualmente más conveniente, económico y fácil de cuidar que hasta hace unos años. “Sobre la madera hay un montón de mitos que no son reales, como que no es firme o que es insegura ante incendios. Justamente, la madera es un buen material térmico, expresó Ruiz. Precisamente, una de las mayores preocupaciones fue el tema de la aislación térmica. Ruiz afirmó que está comprobado que las construcciones de hormigón tienen un alto nivel de transmisión de energía, lo que hace que el costo para calefaccionarlas sea muy alto. “Yo siempre aplico el ejemplo del termo: cuando está roto o pinchado, hay que volver a calentar el agua una y otra vez porque se enfría, y eso genera gastos importantes. En nuestro país hemos venido construyendo, en materia de vivienda, desde hace mucho tiempo, termos pinchados”.

Para solucionar este problema de modo económico y eficiente, la casa lleva una aislación realizada con bolsas recicladas rellenas por la misma viruta resultante de los trabajos con las maderas de la casa. A esto se le agrega un techo de chapa, que Ruiz afirma que se trata de “un material subestimado en la construcción de casas: si está bien realizado, un techo de chapa aguanta y es mejor para la humedad que una planchada de hormigón”. Tiene paredes de yeso y piso flotante de madera, “materiales que en los últimos años han bajado considerablemente su costo y son fáciles de colocar”.

De este modo, el proyecto genera una casa económica, eficiente en materia térmica, que contempla la posibilidad de tener en el futuro autogestión energética y con un tratamiento de los desagües que provoca menor impacto que otros en el suelo.

Nuevos senderos

En el otro camino encontramos a dos profesores de carpintería de la UTU de San José, Daniel Roquero y Javier Tunin. En el curso de carpintería, en segundo año, figuraba la opción de construcción de vivienda, pero no tenían los medios para poder llevarla a la práctica. Conocieron la idea de Ruiz y se contactaron para trabajar juntos, así que en marzo de 2012 comenzaron la elaboración de la vivienda, en forma de prototipo. La presentaron en la Expo Rural de San José, se la mostraron a la ministra de Vivienda de ese entonces, Graciela Muslera, pero los materiales no alcanzaban para terminarla. Entonces decidieron pedirle al intendente del departamento, José Luis Falero, las facilidades para adquirir las chapas para el techo. La intendencia les ofreció comprarles la casa para alojar a una familia de Villa Rodríguez y facilitarles los materiales que faltaran. De ese modo, el prototipo salió del taller y se terminó de instalar en ese pueblo maragato, donde dejó de ser una prueba para convertirse en la vivienda de una familia. Roquero destacó la entrega que demostraron los estudiantes y la forma en que todos se fueron involucrando con el proyecto. “Nosotros queríamos hacer algo nuevo, que no se hubiera hecho, y después nos enganchamos y esto salió por el enganche de nosotros y el de los chiquilines. Acá estamos trabajando horas que no vamos a cobrar, porque estamos enganchados. Es que el empuje de los chiquilines nos motiva. Muchos de ellos trabajan y están perdiendo su jornal, y lo hacen igual con una felicidad bárbara”.

Tunin resaltó lo práctico de la experiencia y aseguró que “si nos hubiésemos quedado en el salón, habríamos hecho un panelcito y les habríamos explicado cómo funcionaba y chau. Lo enriquecedor para ellos de construir es que realmente se ven los problemas; hay que buscar soluciones, sentarse a pensar, y es ahí donde los alumnos desarrollan otras capacidades. Aprenden a enfrentarse a un problema y resolverlo”. Por su parte, Roquero agregó sobre este punto: “Así la hubiésemos armado en el taller, la casa no es lo mismo. Porque acá tiene que vivir alguien y quedar de por vida. Cuando vinimos tuvimos problemas con un adhesivo que no funcionó como esperábamos, entonces tuvimos que resolverlo, y como eso muchas cosas”.

Manos en la masa

Mientras los jóvenes construyen, los profesores les dan una mano o van preparando el almuerzo. No hay jerarquías ni liderazgos preestablecidos, pero cada uno sabe lo que tiene que hacer. Algunos son de trabajar sin descanso, concentrados en la labor; otros son más dispersos y se distraen cuando ven pasar a las adolescentes que caminan rumbo al liceo. Pero todos trabajan a la par. Los docentes guían pero no dan órdenes. Es más, muchas veces piden permiso para hacer una sugerencia. Lo mismo sucede con los alumnos de electricidad, que van junto a sus docentes a realizar la instalación eléctrica de la casa. En su mayoría, el grupo está compuesto por estudiantes jóvenes, pero hay algunos mayores. Entre éstos, Yoselín Aranda, una de las tres mujeres que integran el grupo, se dedicó a estudiar carpintería de adulta, porque cuando era joven sus padres no querían que lo hiciera, ya que consideraban que no era “cosa de mujeres”. Giancarlo Maulella, uno de los jóvenes, se está construyendo una casa aplicando mucho de lo aprendido pero integrando el barro y el techo verde. Es profesor de Educación Física y trabaja los fines de semana en un campamento que depende del Consejo de Educación Secundaria. Como conoce también el ambiente liceal, destaca este tipo de instancias que permite la UTU. “Acá se da algo diferente, otra relación con el oficio pero también con los profesores. Es más personalizado, saben quién sos, cómo sos, te llegan de otra forma. Hay otra confianza y eso permite poder trabajar acá, por ejemplo, de igual a igual. Son nuestros profesores pero en esta obra también son nuestros compañeros”.

Mientras trabajan sobrevuela en el ambiente una idea que los viene ocupando: la posibilidad de establecerse como cooperativa de producción y poder seguir construyendo este tipo de casas. “Es que se arrima gente a preguntarnos cuánto le cobramos por hacerle una casa como ésta y no sabemos qué responderle, pero tenemos ganas de hacer algo con esto”, relató uno de los jóvenes al terminar el almuerzo que compartieron con la diaria. El almuerzo termina y no se permiten descansos. Los electricistas retoman sus tareas, los jóvenes de carpintería también, porque quieren terminar ese mismo día con el techo. Hace diez que arrancaron la obra y creen que pronto estará lista la casa. El objetivo es ése pero todos quieren seguirla. “Cosas como ésta dignifican nuestro oficio”, dijo uno al pasar, y parece estar en lo cierto.

fuente: Diego Recoba La Diaria

LOCAL PARA ESTUDIAR , SE NECESITA EN SAN GREGORIO DE POLANCO……..

“Necesitamos otro local para dictar nuevos cursos en UTU”


“Necesitamos otro local, aparte del que funciona actualmente, para que se puedan dictar los cursos que ya están aprobados por UTU, pero por no tener la parte edilicia aún no se los puede dictar” dijo a Sangregoriodepolancodigital Dumas Lemos Alvez, quién en nombre del SUNTMA y del PIT CNT, esta llevando adelante las gestiones pertinentes para lograr contar con ese otro edificio.

“En estas últimas horas le enviamos al Directorio de UTE una carta solicitando que dichos jerarcas autoricen a utilizar como aulas para dichas clases el galpón del ente estatal, situado casi al lado de la vieja cámara de pescadores, en la calle Independencia esquina  Buen Retiro” añade Lemos.

“En dicha carta, pescadores, ciudadanos y fuerzas vivas de San Gregorio de Polanco, le solicitamos a las autoridades de la UTE, que tengan el bien de obrar en beneficio de una necesidad imperiosa que existe en nuestra localidad”.

“Estos son los cursos de reparación y mantenimiento de embarcaciones en fibra de vidrio, el curso de construcción de embarcaciones en aluminio y la capacitación en motores fuera de borda”.

“Los mismos ya fueron aprobados por la UTU pero no se los pueden dictar hasta que se consiga otro local puesto que la capacidad locativa del ya existente esta totalmente colmada” afirma Lemos.

“Nuestro interés es que se nos autorice a utilizar para dicho fin el galpón de UTE, creemos que es el lugar adecuado ya que el mismo es amplio y sus instalaciones llenan las necesidades para que funcione como salón de clases para la UTU”.

“De esta manera estaremos dándole a nuestros jóvenes la oportunidad de un aprendizaje más amplio e inclusive una profesión de futuro para muchos”.

Estos cursos comenzarían a desarrollarse después de las vacaciones de Julio, siempre y cuando se tenga resuelto el tema del local para dictar los mismos.

“Esta carta al Directorio de UTE, lleva a sus pies muchas firmas de autoridades locales, departamentales y sellos de diversas instituciones que apoyan la iniciativa” finaliza Lemos.

Por Roberto Laxalde  (SanGregoriode Polancodigital)

LLAMADO DE UTU PARA VARIOS CARGOS

Llamado de la UTU para varios cargos en distintos Departamentos de nuestro País

A %d blogueros les gusta esto: