Archivo del sitio

Soja transgenica= agua podrida por agrotoxicos

Por fin alguien más reconoce que uno de los grandes problemas de la contaminación del Río Santa Lucía, es la soja. [1] Hace casi un año también lo dijimos en La Hora Verde. Además sugerimos que se prohíba la venta de leña de monte y que se amplíen las irrisorias distancias de protección (recordemos por ejemplo que la normativa permite aplicar agrotóxicos a 10 metros de los cursos de agua), y si le sumamos que a los sojeros les gusta plantar hasta la orilla (ver imagen) y que no les importa talar el monte ribereño (que actúa como filtro), las consecuencias serán más que evidentes, y así lo fueron en el verano pasado; pero aquello en realidad, no fue más que la punta de un iceberg que esconde la contaminación de todos los recursos hídricos del Uruguay.

Según el «Informe UdelaR» publicado en 2013, casi toda la contaminación (80%) proviene de las prácticas insustentables y contaminantes de la agroindustria. Según opiniones de expertos de la Universidad de la República, el impacto se debe fundamentalmente a los 2 monocultivos más extensivos que tiene hoy el Uruguay: soja transgénica y forestación para celulosa. Ambos monocultivos se extienden en nuestro territorio en casi 2:500.000 de hectáreas (superficie equivalente a 50 veces el departamento de Montevideo).

EL DESEQUILIBRIO: LOS MONOCULTIVOS

Coincidiendo con lo que expone el magistral y último documental de la periodista francesa Marie-Monique Robin («Las Cosechas del Futuro»), la Naturaleza es naturalmente de policultivos, no de monocultivos, he aquí la génesis del desequilibrio que desencadena gran parte de los problemas asociados a la contaminación de los cursos de agua, que en nuestro país se deben fundamentalmente a la erosión, y a la utilización creciente de agrotóxicos.

Pero ya está más que claro que el Gobierno con los sojeros no se mete, tampoco con las pasteras UPM y Montes del Plata (las cuales son dueñas de casi medio millón de hectáreas de nuestro país). Y bien, así estamos, tomando agua podrida y gastando millones de dólares para que no se note, al menos, tan seguido.

UNA MEDIDA INTELIGENTE: ÁREA PROTEGIDA

Al día de hoy unas 83.000 hectáreas de la cuenca del Santa Lucía son Área Protegida, la zona comprende a la cuenca baja, donde también se hallan los «Humedales del Santa Lucía». Pero toda la cuenca, la cual nace en Cerro Pelado, un lugar ubicado en el departamento de Lavalleja, abarca 1:400.000 hectáreas, esto quiere decir que menos del 6% de la cuenca es Área Protegida, y no es un hecho menor puesto que de ella se provee de agua potable a la capital del país y a gran parte del departamento de Canelones.

AFRICANIZACIÓN DEL URUGUAY

La economía uruguaya se está primarizando, según el Instituto Uruguay XXI, las exportaciones de soja transgénica en 2013 superaron por 2do. año consecutivo al histórico 1er. producto de exportación: la carne. Además el Gobierno prevé que en un par de años, el hierro de Aratirí exportado en bruto supere a la soja. En tanto que el 6to. principal producto de exportación correspondió a la madera en bruto (conviene aclarar aquí que Uruguay no exporta celulosa, ya que la misma se exporta a través de la zona franca que domina UPM).

Hierro en bruto, soja transgénica y madera en bruto como principales productos de exportación, significan la primarización de la economía, una economía que funciona gracias a un altísimo coste socioambiental; y esto no es muy diferente a lo que hicieron con África… pero hoy nosotros casi sin darnos cuenta, hacia el mismo paradigma vamos.

¿TIMIDEZ O COMPLICIDAD?

Los expertos afirman que recién en 5 años podremos ver mejoras en la calidad del agua del río, siempre y cuando se cumpla con el tímido plan de protección, pero a un año del incidente de agua con mal olor y sabor, los mismos expertos afirman que la calidad del agua sigue siendo igual, o peor.

Y de esta forma tímida y cómplice se manejan casi todos los temas ambientales en Uruguay, nunca se toman las medidas que hay que tomar. Dos ejemplos de medidas tímidas pero serias, serían prohibir las fumigaciones aéreas en todo el territorio nacional, tal como así lo es en la Unión Europea desde el año 2009; la otra medida sería prohibir la venta de leña de monte para proteger a todos los montes ribereños del país, y así poder conservar mejor la calidad de los cursos de agua. Pero un ejemplo de medida contundente y seria, que además nos pondría en línea con los más altos estándares de protección ambiental, los cuales en este sentido aplican en toda la Unión Europea y también en China, sería no tener aprobado el cultivo de soja transgénica.

SE FUMIGAN ESCUELAS Y LAS AUTORIDADES NI SE TOCAN

Hemos hablado aquí de la contaminación del agua pero también con más karma carga la soja:las fumigaciones con potentes agrotóxicos sobre decenas de escuelas rurales y miles de personas en vastas zonas del territorio, son cada vez más habituales. Pero los estragos en la salud de la población aún no están medidos por el Ministerio de Salud Pública, y a pesar de que conocen la gravedad del impacto, bastante poco hacen para remediarlo. Tal vez convenga recordar aquí que Uruguay tiene la tasa de mortalidad por cáncer más alta del continente americano, y que a nivel mundial ocupa el 4to. lugar.

Pero en simultáneo a toda esta hecatombe de problemas socioambientales y sanitarios que nos muestra la punta de este iceberg, el Gobierno le asegura a la población que la novel megaminería que se pretende instalar en el país bajo el nombre «Aratirí», va a ser controlada eficazmente y que no va afectar seriamente a nuestro Ambiente.

Todo parece indicar que una cuota de sensatez, no nos vendría para nada mal.

Referencia:
[1] http://www.elpais.com.uy/informacion/futuro-incierto-rio-santa-lucia.html

Por Federico Tierra  La Hora Verde

Río Santa Lucía: limitan la actividad agropecuaria por contaminación

Río Santa Lucía: limitan la actividad agropecuaria por contaminación

Share

El gobierno suspendió la habilitación de nuevos establecimientos agropecuarios y la ampliación de los ya existentes en la cuenca del río Santa Lucia. La medida es por tres meses y obedece al “preocupante grado” de contaminación en la zona.

“Los cursos y cuerpos de agua de la cuenca del río Santa Lucía presentan -en general- un preocupante grado de eutrofización como consecuencia de los aportes de materia orgánica, principalmente de nitrógeno y fósforo, provenientes de distintas fuentes, entre las que se encuentran algunas originadas de actividades agropecuarias, como los tambos y los establecimientos de engorde de ganado a corral”.

Con esta argumentación, el gobierno emitió un decreto por el que suspende por tres meses la recepción de solicitudes de inscripción, registro o habilitación, de establecimientos pecuarios con nuevas instalaciones de engorde de bovinos a corral (feed lots) con destino a la faena. También suspende la ampliación de las ya existentes en la cuenca media y superior del Santa Lucía y las subcuencas de los ríos Santa Lucía Chico, arroyo de la Virgen, río San José, arroyo Canelón Grande y arroyo Canelón Chico.

Por el mismo plazo -tres meses- se prohíbe el funcionamiento de instalaciones ya existentes de feed lotscon destino a faena, que no hubieran solicitado inscripción, registro o habilitación a la fecha de publicación del decreto (3 de septiembre). Además prohíbe nuevas instalaciones de engorde de bovinos a corral con destino a faena o la ampliación de estos aun cuando los establecimientos se encontraran ya registrados y habilitados.

En el decreto se informa que hasta mayo de este año eran menos de 20 los establecimientos de feed lots que se encontraban registrados e instalados en la cuenca del Santa Lucía, pero “se trata de una actividad en expansión en el país”.

La suspensión del aumento de actividades e instalación de nuevos establecimientos es para “establecer las disposiciones necesarias para evitar que de los mismos se deriven nuevos aportes de nutrientes que puedan afectar los cursos de agua”, dice la normativa.

El decreto señala que le compete al Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, en coordinación con el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, la elaboración (en el plazo de tres meses) “de las condiciones aplicables a estos establecimientos que garanticen el cumplimiento de los requerimientos necesarios para el correcto tratamiento de los aspectos ambientales relacionados a estas actividades”.

IRREGULARES

La semana pasada El País informó que en un relevamiento realizado por la Fuerza Aérea se encontró un vertedero oculto en el río Santa Lucía. Por medio de sensores, se logró capturar fotos de un vertedero que podría ser contaminante sobre el río Santa Lucía. El patrullaje se cumplió bajo estricta reserva y la información ya fue elevada al Ministerio de Defensa Nacional, según fuentes militares.

El subsecretario de Defensa, Jorge Menéndez, explicó en ese momento a El País que la Fuerza Aérea tomó las fotos, pero ahora será el Ministerio de Vivienda y Medio Ambiente el que determine los pasos a seguir. “La investigación específica sobre el vertedero no la estamos haciendo nosotros, la hará la Dinama; lo que hicimos son las tomas aéreas”, indicó el viceministro.

El director de Medio Ambiente, Jorge Rucks, informó a El País que realizarán una inspección a una planta en el río Santa Lucía Chico para verificar la información proporcionada por la Fuerza Aérea.

“Recibimos información de cómo la Fuerza Aérea hace el relevamiento de las situaciones que pueden llegar a ser irregulares, de vertimientos sobre los cuerpos de agua de la cuenca del río Santa Lucía donde existe un plan de trabajo y estamos controlando. Esto nos aportó información de industrias que están haciendo vertidos que nosotros requerimos ir a chequear en el terreno”, dijo Rucks la semana pasada.

Según explicó el director de Medio Ambiente, a partir de la información proporcionada por la Fuerza Aérea se definió la realización de una inspección “para verificar si lo que aparece en las fotografías aéreas, corresponde a situaciones de vertimiento fuera de lo normal. Este relevamiento en particular nos está ayudando muchísimo en la identificación de situaciones de efluentes que se están emitiendo al río. Nos permite mejorar el control”.

Fuente: El País Digital

A %d blogueros les gusta esto: