Archivo del sitio

Cultivan en una rotonda donde habia un basural…. en Gran Canarias,

huerta-guerrillaEdmund Grspy, otro que al que al igual que a José, le pone a tono la jardinería de guerrilla.

José, un  vecino de la capital de Gran Canaria ha tenido la idea de cultivar hortalizas y flores en una trozo de tierra municipal. El cachondeo de la situación es que el buen señor(que no pidió permiso alguno) se ha puesto a cultivar las patatas y las lechugas en una rotonda en mitad de la carretera. La cosecha procedente de esta insólita huerta en plena ciudad  la reparte entre los vecinos de la zona. Alucinados estarán los conductores cuando al girar por la rotonda se encuentren con la figura de un hombre con un azadón en una mano y un cajón de patatas en hombro.

El inconveniente es el agua. El buen hortelano la paga de su bolsillo mientras espera que las instituciones públicas le faciliten un punto de riego. ¡¡Coñó, que le den el agua ya, a este hortelano guerrillero!!.

Yo por mi parte,  estoy a la expectativa de qué sucederá cuando el portero de mi comunidad descubra las plantas de tomates y lechugas, rúcula, girasoles y pimientos con las que he “infectado” absolutamente todos los tiestos del patio de la comunidad.

IGUAL QUE HACE 500 AÑOS … A EUROPA NO!!!!, lo saco de AMERICA !!!!!

KNOCK OUT :Monsanto renuncia a la siembra de nuevos transgénicos en la Unión Europea

Monsanto renunció a plantar nuevos granos transgénicos en la Unión Europea ante las resistencias de varios gobiernos y grupos ecologistas, y batallará en cambio para importar alimentos OGM desde regiones como América Latina o Estados Unidos.

Las semillas se cosecharán en Brasil y Argentina6

“No vamos a seguir peleando para obtener licencias para el cultivo de transgénicos en Europa”, indicó este jueves un portavoz del gigante estadounidense de la agroquímica.

A cambio la compañía se dedicará a obtener la aprobación de la UE para importar sus variedades de semillas genéticamente modificadas cosechadas en Estados Unidos y Sudamérica, sobre todo en Brasil y Argentina, indicó en un comunicado.

También quiere reforzar su negocio de cultivos con semillas convencionales en el continente, para lo que invertirá “varias centenas de millones de dólares”.

Monsanto había solicitado permisos para maíz, soja y remolacha para azúcar. La información fue confirmada por la Comisión Europea que aseguró haber “tomado nota” de la decisión.

No obstante, Monsanto no retirará su solicitud para renovar la aprobación de su maíz MON810, el único cultivo transgénico que se cultiva actualmente en forma comercial en Europa, sobre todo en España.

Esta variedad tiene como característica la resistencia a los insectos lepidópteros que ataca la planta del maíz, causando pérdidas estimadas en un 30% de la cosecha.

Para que un transgénico sea autorizado en la UE, debe pasar una evaluación sobre los riesgos para la salud y el medio ambiente, y después recibir la autorización de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

Bruselas ya ha autorizado medio centenar de OGM (organismos genéticamente modificados) para ser utilizados en la alimentación animal y humana, mientras que sólo dos transgénicos pueden ser cultivados -el maíz MON810 y la patata Amflora del grupo alemán BASF.

Pero el rechazo a los OGM en Europa de los ciudadanos ha sido contundente y provocó que varios países, entre ellos Francia, Alemania e Italia, prohibieran a nivel nacional las semillas transgénicas.

Después de una larga batalla para impedir que la UE permitiera la siembra de estas semillas transgénicas, los grupos ecologistas saludaron este jueves el anuncio.

“Esto es una gran noticia para la ciencia y la investigación europea”, celebró Mark Breddy, de Greenpeace. “En las últimas décadas, las semillas transgénicas han demostrado ser ineficaces e impopulares, con un riesgo inaceptable para la salud y el medioambiente”, añadió.

Tal era la oposición que a comienzos de año Monsanto anunció que iba a abandonar su cruzada para sembrar OGM en la UE. Monsanto se concentra ahora en otros mercados como el de Sudamérica, sobre todo en Argentina y Brasil.

El principal negocio de la transnacional estadounidense en Argentina son las semillas de maíz, del que el país sudamericano es segundo exportador mundial, mientras que el glifosato (agroquímico) para los cultivos constituye una parte de sus actividades

A %d blogueros les gusta esto: