Archivo del sitio

 

Cada uruguayo consume más de 100 kilos de carne por año

El año 2013 cerró con un aumento en el consumo total de carnes, pasando de los 98 kilos por habitante por año en 2012, a 101,2 kilos, observándose un incremento en el consumo de carne porcina, ovina y aviar y una leve retracción en el consumo de bovina, de acuerdo al informe divulgado por por el Instituto Nacional de Carnes (INAC).

 

El informe indica que la bovina sigue siendo por excelencia la carne preferida del consumidor. Su consumo se compone de tres componentes: faenas expedidas hacia el mercado interno, carne importada y faena predial. 

Agrega que 186.108 fueron las toneladas peso canal expedidas hacia el mercado interno en 2013, en donde el 85,9% se destinó al abasto y el 14,1% restante a la industria. En 2013 los volúmenes expedidos hacia el mercado interno disminuyeron un 0,5%, 0,7% en el abasto con un leve incremento del 0,5% en la industria. 

De lo destinado al abasto en 2013, el 33,1% correspondió a la comercialización en Montevideo, mientras que el 66,9% restante al interior del país. La carne aviar se encuentra posicionada en el segundo lugar en el ranking de consumo y ocupa un 20,4% en el total de carnes consumidas en nuestro país. 

El consumo de este tipo de carne se encuentra en ascenso llegando en el año 2013 a los 20,7 kilos por habitante por año. Del total consumido en nuestro país, la carne porcina ocupa el 16,6%, donde el abasto tiene una participación que fue ascendiendo a lo largo de estos últimos años. 

La carne porcina importada ocupa un lugar preponderante en el cálculo del consumo. La carne ovina ocupa el último lugar en el ranking de preferencias del consumidor uruguayo; pese a esto su consumo presentó un incremento en 2013 en comparación con el año anterior.

UNoticias
Fuente El Telégrafo

CARNICEROS DENUNCIAN MANIOBRA PARA MANIPULAR PRECIOS Y RECLAMAN UN LUGAR EN LA JUNTA NACIONAL DE LA CARNE

“Guerra del asado”: culpan a frigoríficos por falta de carne

Carne

El fin de semana faltaron varios cortes en las carnicerías de Montevideo (asado y colita de cuadril). También está sucediendo en el este del país por la fuerte presencia de turistas. Hebert Falero (carniceros) y Carlos María Uriarte (Federación Rural) apuntaron a ciertas prácticas de los frigoríficos que ya habían sido denunciadas por el presidente Mujica.

Este hecho, a juicio de la gremial de vendedores, es lo que lleva a que se registre en el este del país un faltante de los cortes más demandados. El presidente de la Unión de Vendedores de Carnes (UVC), Hebert Falero, afirmó que para evitar que se afecte el mercado interno, la Junta Nacional de la Carne debería estar integrada por las carnicerías o los supermercados. Anunció que si no se hacen las previsiones necesarias, en el mes de junio, “cuando venga la postzafra, se volverá a repetir el problema: de precio o de faltante”.

Por su parte, Daniel Beleratti, integrante de la Cámara Frigorífica del Uruguay, dijo no estar al tanto de lo que ocurre con los cortes de carne ya que desde el 23 de diciembre se encuentra de licencia.

En tanto, el presidente de la Federación Rural, Carlos María Uriarte, afirmó que deberían haber a esta altura unas 100 mil cabezas de ganado faenadas, y sin embargo, permanecen en manos de los productores, parando la cadena productiva.

Este último fin de semana varios cortes de carne, (asado, colita de cuadril, entre otros) estaban faltando en las carnicerías de Montevideo y comenzaban a escasear en los supermercados. Esta situación se viene registrando en el este del país, con una creciente demanda debido a la fuerte presencia de turistas en Canelones, Maldonado y Rocha.

Hebert Falero, presidente de la UVC, afirmó que en los últimos días se produjo faltante de algunos cortes, como asado, en Montevideo y que este problema aún persiste en la costa uruguaya. Aclaró que el problema no fue por falta de previsión de los carniceros ni que se vieron superados por la demanda, más allá de que tuvo un incremento de un 6% en las ganancias por las ventas. Señaló que este fenómeno estuvo motivado por una serie de factores, como una baja en la faena a pesar de haber oferta de ganado, y que los frigoríficos no tenían asado congelado. A partir del 21 de diciembre algunas plantas dejaron de trabajar, “por conveniencia de los frigoríficos”, acotó Falero.

“Creo que no se tiene en cuenta el mercado interno, y somos rehenes de la disputa entre los productores y los frigoríficos. En la Junta Nacional de Carnes faltamos los carniceros o los supermercados, y debemos estar para prever este tipo de cosas”, señaló.

Recordó que hace 15 días previó que habría faltante de algunos cortes teniendo en cuenta lo que estaba ocurriendo con los frigoríficos. Acotó que el gobierno se entera de estas situaciones una vez que los hechos ocurrieron.

Reiteró que en la Junta Nacional de Carnes, falta alguien “que conozca el mercado interno”.

“Cuando faltó el asado, los que tuvimos que poner la cara a los clientes fuimos nosotros”, señaló el presidente de la UVC.

El mercado interno de venta de carne se reparte en un 50% entre las carnicerías y los supermercados.

Falero comentó que a algunas carnicerías, que habitualmente venden 30 a 40 mantas semanalmente, en los últimos días solo les entregaron 10 o 12.

Baja faena

Por su parte, el presidente de la Asociación Rural, Rubén Etcheverría, dijo no entender el motivo del faltante de dichos cortes de carne. Considera que ha habido una demanda mayor de consumo en el este del país. Admitió una baja en las faenas por la baja de los precios de 50 a 60 centavos de dólar en el término de un mes y medio. A mediados de noviembre los frigoríficos pagaban US$ 3,70 el kilo de carne al productor, y hoy el pago está a US$ 3,20. “Eso nos está preocupando”, admitió el ruralista.

La faena en los últimos días tuvo una baja notoria, ubicándose en 25 mil animales por semana, cuando lo corriente está en las 40 mil reses. Los productores percibían un retraso del ingreso del ganado a los frigoríficos, entre 15 a 20 días.

“Manipulación del seguro de paro”

El presidente de la Federación Rural, Carlos María Uriarte, consultado sobre el faltante de los cortes de carne, especuló que el tema no se debió únicamente a una baja faena, sino también a fallas en el suministro del producto. No obstante, manifestó su preocupación por la baja faena que se viene dando en esta época del año. Dijo que en este caso aparecen dos factores: uno, que a los productores no les convence el precio ofrecido por los frigoríficos, y otro, que la industria hace alguna estrategia para comprar a la baja.

Uriarte acotó que los precios internacionales se mantuvieron pero la compra de los animales por parte de los frigoríficos se ubica en un 20% menos. “Esta situación perjudica a los productores chicos, que están obligados a vender a un precio menor”, señaló.

El ruralista admitió que la gremial está estudiando varias herramientas para evitar la manipulación de los frigoríficos. Hace dos meses, le transmitieron la preocupación al ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, sobre la utilización del seguro de paro especial para el sector frigorífico, que fuera creado para retener a los trabajadores del sector industrial. “Pretendemos que esa herramienta no sea utilizada como una estrategia comercial para mantener una baja demanda”, dijo Uriarte.

También, la Federación Rural podría recurrir a un informe para determinar si hay o no una competencia desleal, afectando a los más débiles en la cadena productiva.

Oligopolio

El presidente José Mujica advirtió en su primera audición radial del año en M24 que la industria frigorífica hizo “maniobras oligopólicas” para influir en los precios.

“Frecuentemente los ganaderos querían vender y les daban fechas muchos días hacia adelante para poder embarcar. Y no son pocos los que anotan que esta ha sido una maniobra del conjunto de la industria para influir en los precios a la baja”, explicó.

Mujica, que señaló como “curioso” que en promedio, mientras la carne se factura a nivel internacional a precios parecidos a los del año pasado, los ganados disponibles se han mantenido “en una tendencia a la baja, en ciertos casos un 8 o 10% menos”, con la excepción de un solo frigorífico. Si bien no lo dijo expresamente, el mandatario se refirió al frigorífico inglés Breeders & Packers Uruguay (BPU) de Durazno, que está liderando las faenas.

fuente: La Republica.com.uy

A %d blogueros les gusta esto: