Archivo del sitio

DATO OFICIAL. VOLVIERON A ESTUDIAR 4.685 DE 31.753 CON EL PAGO SUSPENDIDO

descarga

Quitarán la asignación a escolares con tres faltas sin justificar al mes

En noviembre el Banco de Previsión Social (BPS) procederá a suspender el pago de las asignaciones familiares por asistencia irregular a los centros de estudio. Los escolares perderán el beneficio con tres faltas al mes sin justificar.

La semana próxima el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) enviará al Consejo Directivo Central (Codicen) toda la información referida a la asistencia de los alumnos desde el comienzo del año lectivo. El Codicen la derivará al BPS para que desde noviembre proceda a la suspensión del pago de la asignación familiar en aquellos casos donde se detecte una asistencia irregular.

El relevamiento pudo hacerse en base al proyecto GURI (Gestión Unificada de Registros e Información) enmarcado en el Plan Ceibal, que permite controlar la asistencia mediante sistemas informáticos y sistematizarla.

El director general de Primaria, Héctor Florit, dijo a El País que se considerará inasistencia irregular el caso de aquel niño que haya faltado tres o más veces en el mes sin presentar la justificación correspondiente.

“El límite de la asistencia regular serán dos faltas no justificadas por mes. Hasta ahí llega la tolerancia. Cuando las supera, es decir, a partir de las tres faltas no justificadas por mes, ya estamos en el terreno de lo irregular y ese es el criterio que se acordó que será adoptado”, indicó.

No obstante, Florit dijo que se contemplarán situaciones especiales a la hora de analizar la asistencia de los alumnos y se busca determinar el criterio a aplicar para decidir si se suspende o mantiene la asignación en esos casos.

“Hay casos especiales. Puede ocurrir que el escolar tuvo una asistencia regular durante todo el año pero en el último mes tuvo tres o más faltas sin justificar. ¿Podemos quitarle la asignación? A la inversa, si el alumno faltó mucho pero en el último mes mejoró su asistencia, ¿le vamos a sacar el beneficio por lo que ocurrió hace tres o cuatro meses? Son criterios que todavía no hemos terminado de definir en Primaria, seguramente el martes llegaremos a una posición para presentarle al Codicen. Tal vez se haga una combinación en el análisis y se estudie el último mes y un período de tiempo que puede ser de todo el año lectivo o los últimos cuatro meses”, explicó Florit a El País.

“Sería muy ilógico que alguien que tuvo asistencia regular todo el año termine siendo castigado porque en el último mes tuvo algún percance. Entendemos que lo más conveniente es observar los dos listados, eso permitirá ver el comportamiento del alumno en todo el período y ser justos a la hora de resolver”, señaló.

Florit explicó que también se aplicará un criterio diferente para medir la asistencia de niños de cuatro años. “Allí la obligatoriedad es más reciente pero además, por la edad de los alumnos, influyen otras ponderaciones de los padres como la situación climática o el temor a que contraigan enfermedades”, manifestó.

También se aplicarán criterios diferentes a la hora de definir la asistencia irregular en las escuelas especiales, a las que asisten 7.000 alumnos en todo el país. “Se trata de alumnos que tienen discapacidades que restringen su movilidad y los dejan muy dependientes de recursos especiales. Hay una o dos de estas escuelas en cada departamento del interior y los traslados son mucho más extensos”, expresó.

Florit defendió el criterio de retirar la asignación si los responsables del niño no cumplen con su obligación de enviarlos a la escuela. “Hay que atar el beneficio al derecho del niño a asistir regularmente a la escuela. Una sociedad tiene que asegurarle a sus niños el derecho a asistir regularmente a la educación y dar un incentivo económico es una forma de fortalecer ese derecho. Es muy difícil justificar que se percibe el incentivo para fortalecer la escolarización cuando el niño no está concurriendo al centro de estudio. Lo más importante es el derecho del niño a ir a la escuela. La asistencia es una gran inversión social de US$ 1.500 a US$ 1.600 al año por alumno. Esa es la inversión que hace la sociedad para cuidar el derecho del niño a ser educado. La asignación facilita a los padres recursos económicos adicionales pero para que aseguren que el niño será educado. No sería adecuado que al gasto público por alumno se le sume un gasto adicional cuando hay una omisión en la responsabilidad del adulto que lo percibe”, afirmó.

En Secundaria también se pretende aplicar un criterio de inasistencia irregular, aunque por las características de la educación por materia resulta más compleja la sistematización de los datos. Fuentes de Secundaria dijeron a El País que tienen “serias dudas” de que se pueda aplicar la suspensión de la asignación en base al criterio de asistencia.

El País intentó ayer comunicarse con el director general de Secundaria, Juan Pedro Tinetto, pero no fue posible.

El presidente del Banco de Previsión Social, Ernesto Murro, dijo a El País que la suspensión del pago de asignaciones por inasistencia irregular comenzará a regir desde noviembre, por lo que la información de Primaria y Secundaria debe estar en su poder antes del 10 de octubre. “Vamos a cumplir con lo que se anunció en abril, cuando procedimos a suspender los pagos de asignaciones por falta de matriculación. En aquel momento anunciamos que también se haría por faltas y se hará cuando Secundaria y Primaria envíen los datos”, explicó Murro a El País.

En julio fueron suspendidas 31.753 asignaciones familiares y, según datos del BPS cerrados al 6 de setiembre, 4.685 (50% escolares y 50% liceales) fueron restablecidas porque se comprobó que los alumnos volvieron a matricularse.

El Ministerio de Desarrollo Social y el BPS procuran identificar a cada uno de los beneficiarios que mantienen suspendida la asignación para conocer los motivos por los que no envían a sus hijos a estudiar.

Esta semana, entrevistado por el periodístico Quien es Quien de Diamante FM, Murro opinó que los maestros deben poner “su granito de arena” para lograr la reinserción de los alumnos. “Yo ejercí un par de años como maestro en la década del `70. Si a mí un gurí me faltaba dos o tres días a clase, yo lo iba a buscar. Iba a hablar con los padres a ver qué pasaba. Y en aquella época no había celulares, había que ir a la casa. Esto es parte de un trabajo de todos”, manifestó

fuente: El País

Escolares con 2 faltas al mes dejan de cobrar

51b92c8cdaf51

Los alumnos de Educación Primaria que tengan más de dos faltas injustificadas por mes no generarán derecho para que sus padres o responsables legales cobren la asignación familiar.

El criterio que aplicará el Consejo de Primaria para definir si se cumple con la contraprestación para el pago de asignaciones familiares implica el efectivo cumplimiento por parte de los niños del 90% de los días de clase, dijo ayer a El País el director general de Primaria, Héctor Florit.

En los hechos la medida determina que si un niño falta dos días o más por mes y no se justifica su ausencia por razones médicas, sus padres o responsables legales no tendrán derecho a percibir la asignación familiar.

Hasta el momento la participación de la ANEP en el cruzamiento de datos con el BPS y el Mides se limitó a aportar el listado de estudiantes inscriptos para el inicio de clases de este año, confirmó ayer a El País el consejero por la oposición, Daniel Corbo.

A partir de esos datos, BPS y Mides detectaron que hay 32.558 niños y adolescentes que sus responsables cobraban asignación familiar sin concurrir a clases. El próximo 31 de julio se realizará un nuevo intercambio de datos que por primera vez tiene previsto evaluar las faltas o inasistencias.

Los criterios que se aplicarán para quitar las asignaciones difieren sustancialmente entre los dos principales organismos desconcentrados de la ANEP.

 Mientras que para Primaria los casos que superen el límite del 10% de faltas injustificadas no cobrarán la prestación, para Secundaria ese límite es del 20%. En ambos casos la contabilización comienza el primer día de clases del año 2013.

Florit se definió como un “fanático” del cruzamiento de datos y afirmó que “el verdadero desafío para Primaria comenzará cuando se inicie el trabajo en base a las inasistencias de los alumnos”.

Florit consignó que Primaria cuenta con un sistema de contabilización de asistencia on-line para las escuelas urbanas y otro para las rurales que consiste en la remisión de las listas cada quince días o un mes a los inspecciones departamentales.

En Primaria las faltas se justifican con certificado médico o por constatación documentada o constancia por parte del maestro o director del centro educativo. Esa salvedad está reservada para aquellos casos de inclemencias climáticas, mudanzas o violencia doméstica.

Los directores pueden justificar hasta cinco faltas a lo largo del año, indicó Florit.

Medidas

Ayer la ANEP ordenó a los consejos desconcentrados que comiencen una etapa de preinscripción para los 32.558 alumnos cuyos responsables verán suspendido el beneficio de la asignación familiar.

Corbo afirmó que la decisión de exigir la asistencia a clases a cambio del pago de la asignación familiar “ha sido improvisada” porque se plantea esa acción a mitad del año lectivo. “Esto debió hacerse antes de la inscripción en escuelas y liceos, en enero o febrero, diciéndole a la gente que se iba a controlar, y no cuando hay una situación consumada”, indicó a El País.

Además, Corbo aseguró que en lo práctico, el Codicen enfrenta un problema serio. “El volumen que se anunció de 32.558 alumnos no estaba en conocimiento del Codicen, que se enteró leyendo la noticia en El País. Nunca el BPS comunicó estas cifras al Codicen”, dijo.

El consejero señaló que el Codicen se enfrenta ahora a una situación complicada. “Sin conocer las cifras, el Codicen no ha podido generar una planificación. ¿Qué hacer si estos alumnos quisieran incorporarse para no perder la asignación familiar? Esta cantidad equivale a más de 1.000 grupos de clase, a 30 alumnos por clase. ¿En qué espacio físico se colocan esos alumnos? ¿Con qué profesores?”, planteó Corbo.

El martes 11, bajo la presidencia del consejero Corbo, el Consejo Directivo Central de la educación pública decidió que UTU hiciera preinscripciones de quienes se presentaran y que a partir de julio buscar darle una respuesta. “Vamos a empezar a pensarla ahora a esa respuesta”, dijo Corbo.

Primaria revisó sus datos

Para el presidente del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), Héctor Florit, de los 32.558 casos que mencionaron las autoridades de BPS, Mides y ANEP como ausentes del sistema al tiempo que cobran asignación, “apenas” 114 corresponden a ese organismo. “Ellos tienen un registro vigente en 2013 pero esos datos surgieron con posterioridad al envío que se hizo para el cruzamiento. Se trata de alumnos registrados en Primaria cuyo ingreso de datos puede tener algún problema o el orden de sus apellidos, esto sucede en la frontera, o son casos de adopción”, aseveró.

En todos esos casos los padres estarían perdiendo el beneficio de la asignación familiar.

Por otro lado, Florit mencionó que hay 1.499 datos de alumnos que por distintos motivos Primaria tiene “alguna información” pero que aún no están registrados en sus programas informáticos. Subrayó que hay otros 3.783 alumnos que aparecen en el listado de Mides y BPS que tienen pase para Secundaria, 442 fueron a la enseñanza privada y sus padres no informaron a BPS; 210 son pases al exterior y 1.950 son pases emitidos por “otras causas”.

CONTRAPUNTO


Sr. Ernesto Murro; PRESIDENTE DEL BPS

Durante la presentación del primer cruzamiento de datos entre BPS, Mides y ANEP aseguró que el 71% del total de las suspensiones (23.212) afecta a jóvenes mayores de 14 años. Actualmente el BPS paga 528 mil asignaciones familiares, de las cuales 402 mil se otorgan mediante el Plan de Equidad del Mides y 126 mil por la llamada “ley vieja”, que paga a hijos de trabajadores. “El margen de error que pueda haber en los datos obtenidos es mínimo”, aseguró el presidente de BPS y afirmó que se podrá hacer el reclamo correspondiente.

Héctor Florit

DIRECTOR GENERAL DE PRIMARIA

Se manifestó como un “fanático” del cruzamiento de datos y aseguró que de los 32.558 casos mencionados por BPS, Mides y ANEP a los que se les suspenderá la asignación familiar hay apenas 114 dentro del organismo que conduce y aclaró que la mayoría son por razones fortuitas. Mencionó que muchos de los alumnos de Primaria que señala el informe tienen pase para Secundaria o están adentro de la educación de administración privada. Otros se radicaron en el exterior y unos 1.500 fueron mal inscriptos en Primaria.

fuente:Pablo Melgar, El País

A %d blogueros les gusta esto: