Humanidad …¡que pequeños que somos!

CIENCIA

La voracidad de un agujero negro

El “canibalismo” cósmico causó el estallido de luz más intenso jamás captado.

Un extraordinario evento cósmico. Foto: European Southern Observatory

13 dic 2016

Hasta ahora se pensaba que una supernova extraordinariamente luminosa —que fue captada el año pasado y designada con el apelativo ASASSN-15lh— era la estrella más brillante jamás observada en el universo. Pero ahora, un estudio internacional sostiene que esa fuente luminosa, que se constató en una lejana galaxia, es un agujero negro engullendo a una estrella que pasó demasiado cerca.

El trabajo, resultado de las observaciones de varios centros, incluido el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA), se publicó ayer en Nature Astronomy.

ASASSN-15lh fue descubierto el año pasado durante un sondeo automatizado de todo el cielo en busca de supernovas, estrellas en explosión que liberan enormes cantidades de energía y luz.

El punto luminoso fue detectado y clasificado como una supernova superluminosa, es decir, la explosión, al final de su vida, de una estrella “extremadamente” masiva.

La estrella era dos veces más brillante que la que ostentaba el récord del mundo hasta ese día y, en su apogeo, era veinte veces más brillante que la luz total de la Vía Láctea entera.

Agujero voraz.

Un equipo internacional de 50 astrónomos de diez países, liderado por Giorgos Leloudas del Instituto Weizmann de Ciencias (Israel) y por el Centro de Cosmología Oscura (Dinamarca), ha llevado a cabo más observaciones de la galaxia lejana en la que tuvo lugar la explosión (situada a unos 4.000 millones años luz de la Tierra) y propone una nueva explicación para este extraordinario evento.

Tras observar la fuente durante diez meses, “hemos llegado a la conclusión de que la explicación no encaja con una supernova extraordinariamente brillante. Nuestros resultados indican que el evento fue causado, probablemente, por un agujero negro supermasivo que gira a mucha velocidad a medida que destruye a una estrella de baja masa”, explicó Leloudas.

El estudio sostiene que las fuerzas gravitatorias extremas de un agujero negro supermasivo, situado en el centro de la galaxia anfitriona, han desgarrado a una estrella similar a nuestro Sol que se hallaba demasiado cerca (lo que se conoce como “evento de disrupción de marea”, algo que hasta ahora solo se ha observado una decena de veces).

El agujero negro absorbió a la estrella en un proceso conocido como “espaguetificación”, que es como el astrónomo Stephen Hawking describía a un astronauta que atravesara un agujero negro, “aplastado como un espagueti”.

Telescopios.

Los choques entre agujero negro y estrella y el calor generado por la agregación de materia hicieron el resto y provocaron una explosión de luz semejante a la que se produce con la explosión de una supernova muy brillante, lo suficiente para confundir a los astrónomos.

El equipo ha llegado a las nuevas conclusiones gracias a las observaciones hechas con algunos de los telescopios más importantes del mundo, tanto en tierra como en el espacio, como el VLT (Very Large Telescope) en el Observatorio Paranal de ESO; el telescopio NTT (New Technology Telescope) en el Observatorio La Silla de ESO; y el Telescopio Espacial Hubble de NASA/ESA.

Además, “hay varios aspectos independientes a las observaciones que sugieren que este evento fue, en efecto, una alteración de la marea y no una supernova superluminosa”, explica el coautor Morgan Fraser, de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), ahora en la University College de Dublín.

Fases.

En concreto, los datos revelaron que el evento pasó por tres fases distintas durante los 10 meses de observaciones realizadas, y el conjunto total de los datos es más parecido a lo que se espera de una interrupción de marea que a una supernova superluminosa.

El evento emitió en unos meses 30 veces más energía que la que contiene el Sol.

Además, se ha observado un rebrote de brillo en luz ultravioleta, así como un aumento de temperatura, lo cual reduce la probabilidad de que se trate de una supernova, según los astrónomos.

Por último, el evento ha tenido lugar en un lugar —una galaxia roja, masiva y pasiva— que no es el habitual para estos eventos de explosión de supernova superluminosa, que suelen acontecer en las llamadas galaxias enanas con formación estelar. EFE

La NASA detectó un “hueco negro” en el sol.

Un observatorio de la NASA detectó un inmenso “agujero” de color negro en el Sol. Según explicó ayer la BBC, el fenómeno observado se conoce como “hueco coronal”, a pesar de que no se trate de un hueco propiamente dicho. Este efecto se produce al registrarse vientos solares de una velocidad cercana a los 800 kilómetros por segundo.

Lo que se observa en color negro son las áreas abiertas del campo solar que quedan al producirse estos vientos, con una densidad y temperatura menores a la que ocurre en la superficie solar. Según la NASA, el hueco detectado es de un tamaño “sustancial”, aunque no es el más grande de los últimos años. Se espera que en los próximos días, las partículas solares que se desprendieron producto de los vientos lleguen a la Tierra y afecten de alguna forma, aunque mínima, a los satélites que rodean el planeta.

Anuncios

Acerca de Vos en Plural

Blog informacion . Temas sociales , culturales y la musica nacional y latinoamericana se difunden para compartir y profundizar nuestra identidad , para "saber de donde venimos y hacia donde vamos..."

Publicado el 13 diciembre, 2016 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: