Cuando la ESTUPIDEZ LLEGA AL PARLAMENTO… SER ABANDERADO ES UN PREMIO AL ESFUERZO AL ESTUDIO.. O DEBERÍA SER…. DONDE LOS NIÑOS O NIÑAS CON MEJORES NOTAS SE HACE UN LISTADO Y LOS COMPAÑEROS DE LA CLASE VOTAN Y SE DECIDE QUIEN ES EL REPRESENTANTE PARA CADA BANDERA….POR TANTO NO HAY PROBLEMA NINGUNO CUANDO SE HACE EN FORMA JUSTA Y SOLO INTERVIENE EL ESFUERZO DEL NIÑO Y EL COLECTIVO DECIDE QUIEN LOS REPRESENTA EN EL PABELLÓN…. SEÑOR DIPUTADO Y MAESTRO, SRA DIRECTORA DEL CEIP RECUERDE QUE LOS ICONOS PATRIOS SON UN HONOR LLEVARLOS Y PARA ELLO DEBE HABER UN MERECIMIENTO… LOS PADRES NO DEBEN INTERVENIR EN ESTE TEMA ES DE LOS NIÑOS Y LOS MAESTROS, SIEMPRE SE HIZO POR CLASE Y LUEGO SE SORTEA ENTRE LOS ELEGIDOS SI HAY MAS DE UNO PARA LLEVAR EL MÁSTIL Y OTRO LA TELA .. EL PROBLEMA ESTA EN UDS. ..NO EN LOS NIÑOS …PORQUE ENTONCES PONIENDO UN EJEMPLO CERCANO ¿LA BANDERA DE URUGUAY EN LOS JUEGOS OLÍMPICOS QUIEN LA LLEVA? AQUELLOS QUE EL COLECTIVO POR SUS MÉRITOS SABEN QUE LO MERECEN…. NO GENERE HISTORIAS QUE NO HAY EN ALGO TAN SIMPLE QUE PARTE DE LO QUE YA NO USA , LOS VALORES!!

Diputado propone cambiar la forma de elegir a los abanderados

Los nombres de los alumnos se anuncian en voz alta por la directora. Pasan al frente, con música de fondo, aplaudidos y vitoreados por todos: maestras, funcionarios, compañeros, padres, abuelas y vecinos. Aceptan sonrientes ser los nuevos abanderados de la escuela, con la feliz inocencia de un niño de 11 años. Es un evento tradicional que sucede año a año en todas las escuelas del país. Un momento folklórico, inofensivo, que recuerda a cualquier entrañable cumpleaños infantil.

Difícil imaginar que, como trasfondo, tiene movimientos propios de la alta política, con campañas y denuncias de por medio, la intervención de jerarcas nacionales y la constante mediación de maestros. Al menos eso es lo que coinciden en señalar autoridades educativas y parlamentarios, que analizan modificar la forma de elegir a los abanderados.

“En todas las escuelas la elección de abanderados es un tema de vida. La elección te complica la vida. Es difícil en todos los contextos, desde los más marginados a los más altos, porque los padres siempre complican”, aseguró a Búsqueda Irupé Buzzetti, directora general del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP). “Siempre trae cola y siempre me ha traído problemas: como maestra, inspectora y consejera”.

La explicación de Buzzetti fue refrendada semanas atrás a nivel legislativo. El diputado frenteamplista y maestro, Enzo Malán, pidió en la sesión del miércoles 13 modificar el sistema de elección de abanderados para que todos los estudiantes puedan portar la bandera nacional, la de Artigas y la de los Treinta y Tres Orientales.

“El acceso de todo el alumnado a la bandera debería ser una condición necesaria para la adquisición de aprendizajes. Por la importancia que hoy tienen en el colectivo social los actos patrios, esta distinción no debería ser un premio para pocos; se tendría que garantizar el acceso de todos y de todas”, argumentó Malán.

Sus palabras fueron votadas por la Cámara para ser enviadas al Ministerio de Educación y Cultura, al Consejo Directivo Central (Codicen) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y a Primaria.

Campaña proselitista y McDonald’s.

Cada noviembre, en todos los cursos de 5º año de las escuelas del país se seleccionan tres niños a cuyo cargo queda la custodia y el porte de la bandera nacional, la de Artigas y la de los Treinta y Tres Orientales en todos los actos significativos en que la escuela deba estar presente. Simultáneamente se seleccionan seis escoltas, dos para cada bandera. En aquellas escuelas que llevan el nombre de un país o de personalidades importantes extranjeras, se elige un abanderado y dos escoltas más para llevar la bandera de ese país.

La circular del CEIP Nº 481, del año 1989, es la que determina el método de elección. Establece que se considerará la totalidad de los alumnos de 5º año de la escuela y se elegirán los nueve (o doce si es necesario) que en el lapso de 1º a 5º hayan tenido las mejores calificaciones curriculares y de conducta, y hayan superado en promedio el 80% de asistencias.

Con los preseleccionados definidos, un mes antes del acto de fin de cursos en que se hace el cambio de abanderados, se realiza una elección secreta cuyos votantes son los alumnos de 5º año. Allí, cada estudiante vota de acuerdo a sus propias prioridades. Según el número de votos, se ordena de forma decreciente a los ganadores: el primero tendrá a su cargo la bandera nacional, el segundo la de Artigas y el tercero la de los Treinta y Tres Orientales.

Para Malán este sistema ha actuado como premio y castigo. “La bandera es un premio a los mejores. El problema es que ser abanderado se convierte en una etiqueta que se asocia al éxito, a la inteligencia y al deber ser, no a lo cívico, a la educación ciudadana ni al patriotismo. Algunos han convivido muy bien con este sistema de abanderados, pero otros sienten que es un estigma”, señaló en su comparecencia en Diputados.

Incluso fue más allá de la forma de elección y apuntó a lo que sucede alrededor de ella. “Ni que hablar de algunos padres, pocos por suerte, que entran en la obsesión y llegan a organizar meriendas compartidas y demás con tal de que su hijo o su hija sean votados en la elección; es decir que hacen una suerte de campaña proselitista”.

Aunque parezca exagerado, el panorama que planteó Malán es real, según relata Buzzetti. “Una vez como consejera de Primaria, en 2010 o 2011, debí ir a una escuela porque unos padres denunciaron que una madre le había pagado a 15 alumnos una comida en McDonald´s para que votaran a su hija como abanderada”, dijo la actual directora general de Primaria.

Ese tipo de hechos no es aislado sino que forma parte de conductas y reclamos normales en los padres. Una circular del CEIP de 2012 pide a las escuelas por el cumplimiento estricto de la normativa sobre abanderados para dar “tranquilidad de que ante cualquier reclamo, tan frecuente en un tema muy sensible para los padres”, van a estar amparadas por haber procedido conforme a derecho. Recomienda además realizar reuniones de padres de cara a las elecciones “para aclarar procedimientos y poner el tema de las banderas en su justa dimensión sin que afloren conflictos, ayudando a prevenirlos”.

Por este tipo de problemas es que Malán pidió en el Parlamento buscar alternativas al sistema actual. “Sugiero como criterio que se acentúe en el acceso a este sistema de todos los uruguayos y de todas las uruguayas”, propuso. Buzzetti admitió que “la realidad es que el reglamento no es perfecto”, por lo que si llega a Primaria “un planteamiento formal se volverá a poner en consideración”.

Es que el actual sistema ya se quiso cambiar en 2009 cuando se puso a discusión de maestros, padres y de la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM), pero no hubo quorum. “El reglamento pone mecanismos que tal vez no sean los mejores”, dijo Buzzetti, y añadió: “Durante muchos años fue de otra manera, por lo que no es que sea inamovible ni que tenga que ser siempre así”.

Acerca de Vos en Plural

Blog informacion . Temas sociales , culturales y la musica nacional y latinoamericana se difunden para compartir y profundizar nuestra identidad , para "saber de donde venimos y hacia donde vamos..."

Publicado el 31 agosto, 2016 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: