…que el arte transforme a las personas y al mundo…

Agó Páez Vilaró “Mi deseo es que el arte transforme a las personas y al mundo”

“Mi mayor deseo es que el arte pueda transformar a las personas y al mundo, creo que la técnica de mandalas es para eso”, dijo aSangregoriodepolancodigital, la artista Agó Páez Vilaró, en su visita a nuestra península dorada para plasmar en la Escuela Nº3, un hermoso e integrador “Mandala”.

 

Estupenda jornada vivió Escuela N° 3, junto a Agó Páez Vilaró, una maravillosa y cordial artista que fascinó a niños y adultos con su arte, sensibilidad y sencillez. 
No solamente creo un mandala en el muro de la escuela, sino que también jugó con la creatividad haciendo un mandala viviente, en donde cada uno tuvo la oportunidad de expresar un deseo para nuestro planeta.

Agó Páez Vilaró llegó a nuestro balneario a través de contactos establecidos con “Amigos del Arte y la Cultura” de nuestra ciudad, para pintar un “Mandala” en Escuela N°3, la cual estaba trabajando en este tema.

“Es la primera vez que vengo a San Gregorio de Polanco, siempre quise venir, escuchaba  a Clever Lara, de quien fui alumna, hablar mucho de esta ciudad”, cuenta la artista.

¿Que sientes como artista sobre la experiencia de hoy?

Luego de agradecer por el amor y el cariño que sintió en la recepción, expresa: “ Llegar a este lugar lleno de arte, donde se respiran colores, formas; donde hay muchos grandes artistas que han plasmado sus obras, el recibimiento de los niños, el trabajo de los maestros, me llena de felicidad. 
Mi mayor deseo es que el arte pueda transformar a las personas y al mundo, creo que la técnica de mandalas es para eso”.

¿Qué sientes ser artista?

“Para mi trabajar con los niños es lo más importante en mi trabajo artístico, siento que el arte es para compartirlo con ellos, porque el cambio viene desde la infancia. 
Ya no va a importar la firma del pintor sino lo que el pintor plasme. 
Que todo lo que los artistas dejen, sea para elevar a las personas, que no sea para saciar su ego. 
Es un camino hacia lo más puro y elevado, esa es la idea de trabajo que tengo, es lo que siento que es mi misión”.

Nos cuenta que hace 18 años que trabaja en el tema de los mandalas, compartiendo con el país esta enseñanza milenaria.
 
“Seguiré aportando porque pretendo llegar a todas las escuelas de mi país. 
Para que todo el mundo comience a incorporar esta técnica que en realidad tiene que ver con un camino espiritual que va mucho más allá de las religiones. 
No es una religión, si tuviéramos que decir una, seria la religión del amor, es la esencia divina del amor que Cristo Jesús trajo un día y vive en nuestro corazón. 
Tiene que ver con un despertar espiritual, hacernos mejores personas, porque nos conecta con nuestro interior y nos hace descubrir la creatividad que vive en nosotros y centrarnos. 
Por eso es tan bueno para los niños que son inquietos, dispersos, para las adicciones, angustias, tristezas”, afirma Páez Vilaró.

¿Cuándo te diste cuenta que esta técnica era la tuya?

“Fue en la búsqueda de un camino espiritual, empecé desde muy pequeña a pintar los soles de mi papá (Carlos Páez Vilaró). 
Tengo contacto con los mandalas desde que nací sin saber lo que era, pintaba soles y ya pintaba mandalas. 
En esta búsqueda espiritual aparecieron en mí estos círculos y yo no comprendía lo que eran, hoy en día todo el mundo habla de mandalas, pero cuando comencé era un poco raro, la gente me miraba con desconfianza. 
Estas pinturas me llevaron a descubrir el interior de mi misma, trabajo con los siete colores del arco iris que son los colores de la luz, los que ayudan a que uno tenga una vibración más alta, podemos sanar muchas áreas de nuestro cuerpo con los colores”.

¿Quedan expectativas planteadas a partir de este viaje?

“Tenemos muchas ideas y muchas ganas de seguir trabajando, lo más importante para mí seria poder organizar talleres con maestros que son las estrellas guías, para poder informar más profundamente sobre esta técnica, para que puedan transmitirles a los niños”.

“Sería abierto a padres para que sepan que mandala es mucho más que un círculo, es más, estamos viviendo arriba de un mandala, venimos de la barriga de mamá que es un mandala, somos un mandala viviente, así que no hay que temer. 
Hay que zambullirse en esa forma para descubrir la estrella que vive en nosotros”.

Para despedirnos, le pedimos que nos dejara un deseo y un color para nuestra ciudad.

“Un deseo  con color amarillo, es que todas las personas podamos seguir a nuestro corazón, a la verdad, la sabiduría,  que lo escuchemos, vayamos hacia dentro nuestro, que descubramos nuestro interior”, finaliza la artista Agó Páez Vilaró.

. (Foto de Leonardo Pérez).

fuente : Esther Montes de Oca

Acerca de Vos en Plural

Blog informacion . Temas sociales , culturales y la musica nacional y latinoamericana se difunden para compartir y profundizar nuestra identidad , para "saber de donde venimos y hacia donde vamos..."

Publicado el 5 diciembre, 2013 en Uncategorized y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: