Tras haber sido procesados con prisión 48 horas después del frustrado encuentro clásico, la defensa de los jóvenes apeló el fallo. En consecuencia, este lunes -y tras una audiencia con los procesados- el juez de la causa dispuso excarcelar a los cinco hinchas que se habían tomado una foto con latas de refrescos robados durante los sucesos de violencia en la Tribuna Ámsterdam.

El magistrado decidió imponer como medida substitutiva que los cinco procesados deberán presentarse en la seccional dos horas antes de cada partido que juegue Peñarol y permanecer allí hasta dos horas después que finalice el encuentro, durante el lapso de un año.